Las áreas de montaña son espacios esenciales para la humanidad: de ellas proviene el agua que sustenta la vida. En ellas, además, se producen otros muchos bienes y servicios ambientales que trascienden enormemente sus fronteras geográficas: madera, alimentos de calidad, paisaje…

Son, asimismo, islas de conservación en las que perviven especies y expresiones culturales que hablan de una relación ancestral del ser humano con su medio.

Sin embargo, las montañas son especialmente vulnerables frente al cambio climático. Esta amenaza real está teniendo un efecto directo sobre los servicios ecosistémicos y las economías de montaña en toda Europa, especialmente en el área mediterránea. El cambio climático, principal fuerza de cambio global, se suma a la despoblación y envejecimiento poblacional, poniendo en peligro el equilibrio en el que se han mantenido estos espacios a lo largo de los siglos.

Y por ello esta propuesta: una iniciativa para mejorar la capacidad de respuesta de las áreas de montaña ante el cambio climático. Identificando los bienes y servicios ambientales más destacados y las actividades socioeconómicas ligadas a ellos. Impulsando una visión de futuro. Analizando obstáculos. Potenciando la gobernanza adaptativa. Demostrando que cualquier acción, por pequeña que sea, es importante. Compartiendo experiencias. Inspirando a otros territorios.

OBJETIVO DEL PROYECTO

Mejorar la capacidad de adaptación de reservas de la biosfera de montaña al cambio climático a través de un enfoque de adaptación basada en ecosistemas, teniendo en cuenta sectores productivos asociados y potenciando el intercambio de conocimientos y experiencia.

PROCESO ESTRATÉGICO

TERRITORIOS

Inscripciones

Proceso Omaña y Luna
Proceso Ordesa-Viñamala

Proyecto impulsado por

Colaboran

Con el apoyo de